Contact B'nai B'rith

1120 20th Street NW, Suite 300N Washington, D.C. 20036

info@bnaibrith.org

202-857-6600

Picture image via El Pais

The anti-Semitic messaging continues in Uruguay, as ‘Death to Jews’ graffiti mars walls in Montevideo, and  some in the Uruguayan government endorse strong anti-Israel rhetoric.

B’nai B’rith International Director of Latin American Affairs Eduardo Kohn shared his thoughts on the deteriorating situation with newspaper El Pais, urging the government to cease inciting anti-Semitic attitudes.

Read an excerpt of the article, below, in Spanish:



[…]

“Yo las pintadas que he visto en Uruguay no he visto que digan algo contra Israel o Palestina, pero las pintadas dicen fuera judíos y muerte a judíos; nos pusieron una acá en la entrada de la institución. Entonces me parece que estamos en un terreno peligroso y en ese caso todos los estados deberían tener mucho cuidado con el lenguaje que usan porque si no podría entenderse como una justificación a alguna barbaridad o una incitación para alguna cosa. No me gusta caminar por Montevideo y encontrarme con carteles que dicen muerte a los judíos. La ruta Interbalnearia tenía 5 kilómetros la semana pasada con esos carteles y eso es responsabilidad del Estado. El Estado debería cuando hace una declaración pensar que en derecho internacional es mucho más práctico los sustantivos que los adjetivos”, criticó Kohn en entrevista con radio Oriental.

“Yo no me acuerdo que el Mercosur se haya reunido antes del 2009 o antes del 2012 o antes de ahora, porque antes de las guerras se tiraron 500 misiles contra los civiles israelíes y no me acuerdo que el Mercosur ni concretamente nuestro país haya hecho ninguna declaración sobre que la población civil israelí estaba corriendo a los refugios constantemente, 15 segunditos para correr, de que los civiles estaban en peligro”, ahondó Kohn en su crítica a la postura oficial. Y agregó: “Si uno califica crimen de guerra, y si es un estado y si es una cancillería por lo menos debería ajustarse a lo que dice el derecho internacional; no se debe jugar con lo que dice el derecho internacional”.